Letanías a la sangre de cristo

La fiesta a la preciosa Sangre de nuestro señor Jesucristo se celebra el 1 de julio, por lo que se recomienda rezar estas letanías durante todos los días del mes de julio. Jesucristo es nuestro redentor.

Letanías a la Sangre de Cristo

-Señor, ten piedad de nosotros.

-Cristo, ten piedad de nosotros.

-Señor, ten piedad de nosotros.

-Cristo, óyenos.

-Cristo, escúchanos.       Se repite

-Dios Padre celestial,

-Dios Hijo, Redentor del mundo,

-Dios Espíritu Santo,

-Santísima Trinidad, que sois un solo Dios, Ten piedad de nosotros

-Sangre de Cristo, el unigénito del Padre Eterno,

-Sangre de Cristo, Verbo de Dios encarnado,

-Sangre de Cristo, del testamento nuevo y eterno,

-Sangre de Cristo, derramada sobre la tierra en la agonía,

-Sangre de Cristo, vertida copiosamente en la flagelación,

-Sangre de Cristo, brotada en la coronación de espinas,

-Sangre de Cristo, derramada en la cruz,

-Sangre de Cristo, prenda de nuestra salvación,

-Sangre de Cristo, precisa para el perdón,

-Sangre de Cristo, bebida eucarística y refrigerio de las almas,

-Sangre de Cristo, manantial de misericordia, Sangre de Cristo, vencedora de los espíritus malignos,

-Sangre de Cristo, que das valor a los mártires,

-Sangre de Cristo, fortaleza de los confesores,

-Sangre de Cristo, inspiración de las vírgenes,

-Sangre de Cristo, socorro en el peligro,

-Sangre de Cristo, alivio de los afligidos,

-Sangre de Cristo, solaz en las penas,

-Sangre de Cristo, esperanza del penitente,

-Sangre de Cristo, consuelo del moribundo,

-Sangre de Cristo, paz y ternura para los corazones,

-Sangre de Cristo, promesa de vida eterna, Sangre de Cristo, que libras a las almas del purgatorio,

-Sangre de Cristo, acreedora de todo honor y gloria,       Sálvanos

-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,        Perdónanos, Señor

-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,        Escúchanos, Señor

-Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,        Ten piedad de nosotros

  1. ¡Oh Señor!, nos has redimido en tu sangre.
  2. Y nos hiciste reino de nuestro Dios.

ORACIÓN

Señor Dios todopoderoso, que para gloria tuya y salvación de los hombres constituiste a Cristo sumo sacerdote, concede al pueblo cristiano, adquirido para ti por la sangre preciosa de tu Hijo, recibir en la eucaristía, memorial del Señor, el fruto de la pasión y resurrección de Cristo. Que vive y reina contigo

La sangre derramada por nuestro señor Jesucristo es de gran valor, porque nos dio la salvación.

Leave a Reply

Se ha detectado un bloqueador de anuncios

Nuestro sitio web es posible gracias a la exhibición de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Refresh