Letanías para difuntos

Existen letanías dedicadas a los difuntos, son una serie de peticiones hechas a todos los santos y a santa María rogando por el alma de los fieles difuntos, para rogar por el perdón de sus pecados y permitirle su entrada al cielo.

Letanías para difuntos

Señor, ten piedad.

Señor, ten piedad de nosotros.

Cristo, ten piedad.

Cristo, ten piedad de nosotros.

Señor, ten piedad.

Señor, ten piedad de nosotros.

Cristo, óyenos.

Cristo escúchanos.

Dios, Padre del Cielo,

Ten misericordia por las almas de los fieles difuntos.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Ten misericordia por las almas de los fieles difuntos.

Dios Espíritu Santo,

Ten misericordia por las almas de los fieles difuntos.

Santa Trinidad, Un Solo Dios

Ten misericordia por las almas de los fieles difuntos.

Santa María

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Santa María Madre de Dios

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Santa María Virgen de virgenes

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Miguel,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Todos los Santos Ángeles y Arcángeles,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

 

Todos los coros de los Santos beatos espíritus,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Juan Bautista,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San José,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Todos los Santos Patriarcas y Profetas,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Pedro,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Pablo,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Juan,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Todos los Santos Apóstoles y Evangelistas,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Esteban,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Lorenzo,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Todos los Santos Mártires,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Gregorio,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Ambrosio,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Augustín,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

San Jerónimo,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Todos los Santos Obispos y Confesores,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

 

Todos los Santos Doctores,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Todos los Santos Sacerdotes y Levitas,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Todos los Santos Monjes y Hermitaños,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Santa María Magdalena,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Santa Catalina,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Santa Bárbara,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Todas las Santas Vírgenes y Viudas,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Todos los Santos de Dios,

Ora por las almas de los fieles difuntos.

Ten piedad, sálvanos Oh Señor.

Ten piedad, escúchanos Oh Señor.

De todo mal,

Oh Señor, libéralos.

De Tu furia,

Oh Señor, libéralos.

Del rigor de Tu justicia,

Oh Señor, libéralos.

Del poder del demonio,

Oh Señor, libéralos.

Del roente gusano de la conciencia,

Oh Señor, libéralos.

De la pena perdurante,

Oh Señor, libéralos.

 

De las crueles llamas,

Oh Señor, libéralos.

Del frio intolerable,

Oh Señor, libéralos.

De la horrible oscuridad,

Oh Señor, libéralos.

Del llanto y aullido espantoso,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu admirable concepción,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu Santa Natividad,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu Dulcísimo Nombre,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu Santo Bautismo y Santo Ayuno,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu mas profunda Humiliación,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu pronta obediencia,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu Infinito Amor,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu Pena y dolor,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu Sudor sangriento,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tus lazos,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tus azotadas,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu coronamiento con espinas,

Oh Señor, libéralos.

 

A través de Tu cargar la Santa Cruz,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu más cruel muerte,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tus Cinco Santas Heridas,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu Amargísima Pasión,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu Santa Resurrección,

Oh Señor, libéralos.

A través de Tu admirable Asunción,

Oh Señor, libéralos.

A través de la llegada del Espíritu Santo, el Parácleto,

Oh Señor, libéralos.

En el día del Juicio Final,

Oh Señor, libéralos.

Nosotros pecadores,

Te imploramos, escúchanos.

Tu a Quien perdonaste a Magdalena y escuchaste la plegaria del ladrón,

Te imploramos, escúchanos.

Tu a Quien libremente salvas a Tus electos,

Te imploramos, escúchanos.

Tu a Quien tienes las llaves de la muerte y el infierno,

Te imploramos, escúchanos.

Tu a Quien te complacería liberar a las almas de nuestros padres, parientes, amigos y benefactores de los dolores del infierno,

Te imploramos, escúchanos.

Que Te complacería tener misericordia por quienes no reciben ningun recuerdo en la tierra,

Te imploramos, escúchanos.

Que Te complacería otorgalos a todos el perdón y la remisión de sus pecados

Te imploramos, escúchanos.

Que Te complacería realizarles todos sus deseos,

Te imploramos, escúchanos.

Que Te complacería recibirlos en la compañía de los beatos,

Te imploramos, escúchanos.

Rey de impresionante Majestad,

Te imploramos, escúchanos.

Hijo de Dios,

Te imploramos, escúchanos.

Cordero de Dios, Quien quita los pecados del mundo,

Otórgales descanso.

Cordero de Dios, Quien quita los pecados del mundo,

Otórgales descanso.

Cordero de Dios, Quien quita los pecados del mundo,

Otórgales descanso eterno.

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

Dios, ten piedad. Cristo, ten piedad

Dios, ten piedad.

De las puertas del infierno

Libera sus almas, Oh Señor.

Oh Señor, oye mi oración.

Y deja que mi clamor Te llegue, Oh Señor.

Oremos.

Oh Señor, el Creador y Redentor de todos los fieles, otorga a las almas de Tus sirvientes difuntos la remisión de todos sus pecados; que, por sus súplicas piadosas, puedan obtener ese perdón que siempre han deseado. Otorga esto, Oh Señor, Quien vive y reina por los siglos de los siglos. Amén

Oh eterno Dios, Quien además del precepto general de caridad, Has mandado un respeto particular a padres, parientes y benefactores; otorga, Te imploramos que, como fueron los instrumentos a través de los cuales Tu Providencia nos otorgó nuestro nacimiento, educación y otras innumerables bendiciones, para que nuestras oraciones sean el medio para obtener para ellos una veloz liberación de sus excesivos sufrimientos, como así su admisión a Tus gozos infinitos. A través de Jesucristo Nuestro Señor. Amén

Dadles eterno descanso, Oh Señor, y que Tu luz perpetua brille sobre ellos. Que descansen en paz. Amén

Realizar las letanías a los difuntos son una costumbre muy difundida por la iglesia católica.

Leave a Reply

Se ha detectado un bloqueador de anuncios

Nuestro sitio web es posible gracias a la exhibición de anuncios en línea a nuestros visitantes. Por favor, considere apoyarnos desactivando su bloqueador de anuncios.

Refresh